¿Por qué algunas mujeres maltratadas vuelven con su maltratador?

Violencia, poder y control


¿Por qué algunas mujeres maltratadas vuelven con su maltratador?

Cada cierto tiempo nos encontramos con un caso de asesinato por violencia de género en el que la víctima había denunciado y, o bien había retirado la denuncia o sin hacerlo (e incluso teniendo una orden de alejamiento) convivía o seguía viéndose con su agresor.

La primera reacción machista es algo así como "sería una denuncia falsa" o "le gustaría que le pegaran si volvió con él". Parecen obviar que está muerta, algo habrá pasado ahí.

La reacción entre quienes desean entender y creen que el que esté muerta cuenta algo es preguntarse ¿Por qué algunas mujeres vuelven a convivir con sus agresores incluso después de haberlos denunciado y tener órdenes de alejamiento?

La explicación que voy a dar a continuación es una simplificación absoluta de un ciclo de violencia que ocupa millones de páginas de estudios sociológicos y psicológicos. En su simpleza, puede dar una somera respuesta a eso que tantas veces nos hemos preguntado: ¿Por qué las mujeres vuelven con su agresor?

Los primeros pasos del maltratador

Como todo el mundo puede imaginar, cualquier mujer denunciaría o se alejaría inmediatamente si el primer día que conoce a un hombre éste le diera una paliza, pero los primeros maltratos son sutiles (por qué te pones eso, dónde vas, déjame ver ese mensaje o dame la contraseña de tu facebook) son señales que por culpa de los mitos del amor romántico tomamos como signo de amor y no de control.

Ese control se extiende a la ropa, a las amistades, a la familia (tu hermana es imbécil, tu padre es un calzonazos, tu madre es una pesada, tu hermano qué se cree...) y a la propia persona (otra vez te has equivocado, fulanita sí que se sabe arreglar, si cocinaras como mi madre no me quedaría en el bar...) que pierde su autoestima e intenta (convencida de que el amor todo lo puede y él la quiere y cambiará por amor si ella cede un poco) ceder para complacerle.

Fases del maltrato


Cada cesión es un poco mayor hasta que está plenamente inmersa en esa espiral de abuso o rueda de control en la que se siente culpable del maltrato y solo intenta "portarse bien". Los síntomas del Síndrome de la mujer maltratada que comienza a manifestarse tras un par de vueltas al círculo, la llevarán a dejar de pensar por sí misma y pensar "por la cabeza del agresor"; es lo más parecido al Síndrome de Estocolmo o a un lavado de cerebro. 

Ser víctima de violencia machista no equivale a ser débil

Esto no quiere decir que esas mujeres no sean fuertes. En absoluto. Lo son, pero lo son en un contexto inhabitual de violencia. Sobrevivir cada día e intentar sobrellevar la cotidianeidad en una situación de violencia en el hogar agotan los recursos emocionales y físicos de cualquiera. No les pediré que hagan la prueba. Se le ha llamado "Síndrome de adaptación paradójica a la violencia de doméstica".

Tampoco ayuda que incluso profesionales no sepan distinguir entre la violencia de género a nivel teórico y su tipificación en cada país. O que haya multitud de mitos sobre los maltratadores y el maltrato. Ni el tratamiento de los medios ante las muertes, ni las de las actuaciones de las FCS que llegan a saltar a la prensa (porque sí, hay miles de actuaciones correctas diarias pero esas, normalmente, nadie las cuenta).

No es bidireccional

Algunas medidas para solucionarlo

Por todo lo anterior, es imprescindible que los medios de comunicación asuman la responsabilidad que tienen en la publicación de determinados contenidos, en el tratamiento mediático, en la voz que permiten a quienes justifican los asesinatos machistas. 

Por eso es urgente que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tengan formación en género desde el momento del acceso. ¿Cómo es posible, por ejemplo, que la Guardia Civil no tenga un solo tema sobre violencia de género o igualdad en su temario de acceso, cuando cubre las zonas del país (las rurales) donde esa violencia es más difícil de detectar y denunciar?

Por eso es necesario que la justicia sea veloz, eficaz y que quienes la imparten sepan qué hacen y cómo hacerlo. Porque ellas sí saben algo: que tienen menos peligro dentro de casa con el maltratador que fuera al albur de una orden de alejamiento que dificilmente se hará cumplir. Porque las matan porque quieren ser libres y se creen menos en peligro mientras sean sumisas. Y porque es muy fácil decir "denuncia" y sentirnos moralmente superiores. Pero si después apenas el 80% de maltratadores cumplen sus condenas ¿cómo las protegemos ante la impunidad o la desidia?

Por eso las mujeres deben saber que no se las juzgará y que estaremos ahí aunque se vayan y vuelvan, siempre. Porque los principales argumentos del maltratador son "quién te va a querer ahí fuera", "quien te va a creer a ti antes que a mí" y si las juzgamos en público y en privado una y otra vez volverán con él porque le estaremos dando la razón.

María S. Martín Barranco
@generoenaccion

Formación feminista. Suscríbete

Comentarios

  1. "tu hermana es imbécil, tu padre es un calzonazos, tu madre es una pesada, tu hermano qué se cree..."
    -Eso lo dicen tanto un genero como otro.

    ¿Por qué algunas PERSONAS maltratadas vuelven con su maltratador(a)? , ¿porque no tienen coraje para emprender la vida por si mismas y temen perder su bienestar, un techo y comida todos los días?, pues mira, bienvenido al mundo real, persona real. Yo, personalmente no voy a mover un dedo si esa persona no hace nada por si misma, excepto si tiene problemas mentales o físicos, por supuesto. Ah! no me vale la trampa de inventarse un nuevo trastorno psicológico para saltarse esta premisa.
    Dejémonos de hablar de géneros y hablemos de PERSONAS.

    ResponderEliminar
  2. Dejaríamos de hablar de género si la violencia se diera por igual por parte de mujeres a hombres que al contrario, porque no son 70 los hombres que mueren cada año y sólo en España a manos de sus parejas MUJERES (porque en gran parte la violencia que sufren los hombres es por parte de otros hombres). Así que BASTA de negar la violencia machista (para los que no sean capaces de entenderla como violencia de género) hablando de otros problemas que no son lo mismo solo porque os cuesta que os entre en la cabeza que el machismo existe, está en todos lados y MATA.

    ResponderEliminar
  3. Mi hermano, es maltratado psíquica y físicamente por su mujer, la cual lo ha puesto en contra de toda la familia.

    Un día vino a casa con una marca de plancha en la espalda y nos dijo que había sido su hijo jugando hasta que un día la cosa se puso muy mal que se tuvo que volver a casa de mis padres y entonces confesó que había sido ella con la plancha.

    Mi hermana también es mujer maltratada desde hace 20 años por su marido y también se tuvo que ir de su casa hace poco porque se veía estrangulada... pero lamentablemente él la ha vuelto a comer la cabeza y ella ha vuelto...

    La familia estamos perdidos y no sabemos que hacer en estas situaciones... nos enfadamos con ellos porque vemos que no reaccionan y vuelven a lo mismo...

    Por eso estoy de acuerdo con anónimo... no podemos hablar de maltrato machista solamente, hablemos de PERSONAS.

    El maltrato no sòlo se produce de hombre a mujer, también aunque menos frecuente o más invisible el del hombre a la mujer y el de parejas homosexuales.

    Es verdad que el problema de asesinato de mujeres de mano de sus maridos es un tema muy grave y urgente en la sociedad, pero no invisibilicemos ni minimicemos los demás casos, sólo por que son hombres que lo padecen.

    ResponderEliminar
  4. Mmm. Tiro la toalla. Soy mujer, quizas por no estar en sus zapatos no llego a entender a cabalidad sus miedos. Pero las mujeres maltratadas que he llegado a conocer me aburren. Cada que se habla con ellas, cada que se les ayuda e insisten en que presenten su denuncia... ¿Todo para que? Para que al/ a los día/s siguiente regresen con ellos y se escondan de ti por verguenza. ¿Para qué? para volver a ver el mismo circulo vicioso. A ser sincera ya ni me importan, claramente les digo: si tu no te valoras no esperes que yo mueva un dedo por ti. ya me aburri de quedarme como idiota en la comisaria y tu nunca te presentes a hacer seguimiento de tu caso, chica nadie puede ser ayudado si no se ayuda.

    Y de rabia llega uno a justificar que las abusen con ese comportamiento mazoquista. Digo, si fuera otras personas que nadie les ayuda, que no las ven o viven cerca, un país donde no exista leyes de proteccion a la mujer. bueno alli si las entenderia, pero ellas no entienden nada, se aferran a ellos, no importa cuanto les hables, se los digas de forma comprensiva o fuerte, les prometas ayuda, intervengas, denuncies a sus parejas y las metas en la carcel, les ayudes a evaluar su vida y la de sus hijos, que insistas que sin ellos todo sera mas facil pues ellas son las que con su trabajo mantienen su familia... No sirve. Quizas soy poco paciente, pero de diez que he conocido 9 han regresado con el marido o novio eh incluso se ahn mudado para que no les fastidie.
    siendo mujer he perdido la lastima por la mujeres abusadas, al grado que las noticias donde hablan de femicidio ya me parecen aburridas, sus campañas y reuniones una perdida de tiempo. Lo unico que me da pena son esos niños, pues viviran el trauma de por vida y varios repetiran el mismo ciclo ya sea de abusadores o abusados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creía que este artículo explicaba, justamente, eso, porqué vuelven con ellos. Me resulta dolorosísimo leer que le aburre escuchar que matan mujeres y las culpe por ello. A mí me aburren los maltratadores y quienes culpan a las víctimas. Ya ve, formas de ver el mundo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Este blog no publica ningún comentario que contenga enlaces. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión.