¿Tienes hábitos de autodescuido o que te desempoderen? ¡únete al reto!

Ni por favor, ni por favora.

Ni por favor, ni por favora
(Yo he venido aquí  hablar de mi libro)

«Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro». Dicen que es una frase de José Martí, político y escritor cubano. Hay también una versión que dice «plantar un árbol, escribir un libro y montar en globo». Yo, que casi soy de Motril, he escuchado toda la vida otra diferente y bastante más zafia (o placentera, según se mire): «plantar un árbol, escribir un libro y que te den por... saco». Tengo un hijo desde hace mucho, he plantado árboles a porrillo, no he montado en globo, acabo de publicar un libro y hasta aquí puedo leer. 
Y de leer va la cosa. Porque, por si con lo del "que te den" se te había pasado por alto, acabo de publicar un libro. 
Beatriz, editora atrevida de Los libros de la catarata ha dado junto a su equipo alma, corazón y vida a "Ni por favor, ni por favora" esa frase de madre que es ahora el título de mi libro. Yo he puesto un montón de letras juntas, horas de estudio, años de práctica y la experiencia de las campañas de "Golondrinas a la RAE". Trece exactamente. La RAE, más sin querer que queriendo, ha puesto la oposición suficiente al lenguaje inclusivo como para que desmontar sus argumentos merezca el tiempo de poner juntas todas las razones por las que su machismo, a estas alturas del siglo XXI, no cuela. 
Coral Herrera ha puesto un prologo que, aún lleno de amor, no refleja apenas el amor que merece, el que nos da, ni su generosidad enorme por embarcarme en esta aventura.
El Diccionario de la Lengua Española, pobrecito, la culpa que tendrá él de que lo mangoneen unos y otras, ha colaborado con palabras, definiciones y ejemplos. Muchos. 
Todo, para poner a vuestra disposición un mini manual en el que entender por qué el DLE, la RAE y nuestra lengua pueden ser sexistas (y, en pudiendo, lo son). 
Carlos de la Fé ha puesto algo que, normalmente, aportamos las mujeres: el tiempo y el espacio que necesitaba para escribir. Lo urgente, lo importante, lo cotidiano, lo personal, olvidados gracias a que él, sin hacerme sentir una criatura egoísta, ha sabido asumirlo en solitario. 
Además ¡sorpresa! no se queda la cosa en la crítica. Hay risas, misterios, un anexo con una recopilación de trucos de uso y ejemplos reunidos de un buen número de feministas comprometidas con el lenguaje inclusivo, para hacer menos sexista nuestras formas de hablar y escribir sin saltarnos la gramática oficial.
También hablo de muchas mujeres a las que, si no conoces, deberías conocer porque son estupendas cada una en su campo. No te las voy a decir porque si no ¿para qué te ibas a comprar el libro?
Hablando de comprar, y aunque he puesto por algún sitio el enlace a Amazon, donde estará en formato eBook, preferiría que lo comprarais a la editorial, o a las librerías de toda la vida, esas que tienen libreras, cada vez más; o libreros, cada vez menos, que saben lo que venden; que recomiendan y gustan de su profesión. Cuando hablamos, votamos, cuando compramos, votamos. Porque elegimos con cada acto cotidiano la sociedad que queremos y eso es hacer política. Cada decisión vital es un voto. Para celebrarlo, "Ni por favor ni por favora"  estará disponible el 29 de abril, en plena resaca post electoral. Para olvidar los resultados, o para celebrarlos. 
No tenéis tanta prisa por leerlo como para no esperar a que vuestra librería lo pida. Aunque sea tirar piedras contra mi propio tejado si os habéis gastado los 14€ en la espera. 
Compradlo, y compradlo en librerías de barrio, en librerías feministas, en librerías donde sepan lo que venden. 
Y no hay peros, ni peras, que valgan.

María S. Martín Barranco
@generoenaccion

Comentarios

  1. He leído ya dos veces el libro. Es cortito y está lleno de humor, sin embargo, está aún más lleno de información, de crítica constructiva y desde el más rotundo estudio de la lengua. Me resulta un libro fundamental para adquirir conciencia y conocimientos.
    Estando yo, en limitado modo, a favor del lenguaje inclusivo, he descubierto en este libro argumentos irrefutables y lógicos. Y desconocía hasta qué punto el lenguaje actual está plagado de ideología machista en todas las formas posibles que se pueden dar en este ámbito. Cómo puede ser una reivindicación exagareda e innecesaria pedir ser nombradas en la medida en que existimos y, además, ser nombradas con dignidad?
    Porque cuántas definiciones discriminatorias y degradantes existen actualmente!
    Sin duda alguna, el correcto y acertado uso de la lengua nos abre las puertas a empezar a existir en el imaginario colectivo y me resulta la lengua una herramienta dotada del poder necesario para llevar a cabo una profunda transformación de la sociedad.
    No hay una verdad mayor: la sociedad la formamos mujeres y hombres.
    Nombradnos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Este blog no publica ningún comentario que contenga enlaces. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión.