Fueron felices y comieron... lo que les dio la gana

Formación feminista. Amor romántico

Fueron felices y comieron... lo que les dio la gana

Fueron felices y comieron perdices, acaban los cuentos de la infancia (o la mayor parte ellos, impregnados de todos los mitos y estereotipos del amor romántico). 

Lo cierto es que, fuera de los cuentos, la mayor parte de las parejas no tienen una relación “feliz para siempre”. A veces ni siquiera feliz. Según muchos estudio los matrimonios, las parejas, no fracasan víctimas de incompatibilidades insalvables, sino de una falta de perspectiva a la hora de valorar qué es lo que construye una pareja que pueda durar en el tiempo. Un fallo, en definitiva, al descifrar el significado del verdadero amor.

En el caso de relaciones poliamorosas no hay estudios suficientes a lo largo del tiempo para poder hacer valoraciones. En mi experiencia profesional, estas relaciones están impregnadas de los mismos estereotipos sobre el amor. Se rompen una reglas pero otras continúan inamovibles.

Aceptamos las definiciones de amor que nos vienen dadas y pretendemos amarnos de forma diferente con un mismo amor, atestado de roles, de estereotipos de expectativas que no nos satisfacen.

Creemos que amar es algo que "sale solo", que no necesita más que de un flechazo, de las personas adecuadas y ¡tachán! llegan las perdices y la felicidad.
Pero el amor hay que deconstruirlo, reaprenderlo, trabajarlo y trabajarnos quienes amamos.


Dejarse llevar por lo aprendido puede desembocar en un sentimiento de frustración y, en el peor de los casos, en violencia dentro de la pareja.

Nos venden unas relaciones estereotipadas y mitificadas que son, generalmente, la base de los comportamientos de violencia sexual y por razón de sexo. Normalizan y trivializan situaciones que impiden que la mayor parte de jóvenes sea capaz de identificar la violencia de género si es de media o baja intensidad (la que no mata), ni cuando la ejercen, ni cuando la sufren. Si me controla es porque me quiere.  Si no te quisiera me daría igual cómo te vistes.


Comportamientos machistas que nos parecen pruebas de amor, como el candado que ilustra la imagen y que se ha convertido a raíz de cierta literatura romántica juvenil en símbolo del amor eterno ¡un candado!

No es cierto que haya que sufrir por amor, tampoco lo es que una relación amorosa plena y satisfactoria sea fruto del azar o la buena suerte. A querer y quererse se aprende. 

Ese es el objetivo de "Desmontando a Cupido". Formación feminista para entender, practicar y aplicar en nuestra experiencia vital formas sanas de querer y dejar de querer a otr@s sin "desquerernos" a nosotras mismas. 

Desmontando a Cupido es para ti si:

  • Estás dispuesta a trabajar duro para detectar las creencia sobre el amor que te perjudican.
  • Te concederás tiempo para que nuevas formas de relacionarte contigo y con otr@s arraiguen en ti.
  • Tu relación amorosa está en uno de esos momentos "que ni fú ni fá".
  • Alguna vez has "sufrido por amor".
  • Has estado o temes estar en una relación tóxica.
  • Deseas mejorar tus relaciones amorosas partiendo de un mejor conocimiento de ti misma.
  • Necesitas herramientas de análisis para avanzar en tu relación. Detectas mitos del amor romántico en tu idea de amor pero no sabes cómo deshacerte de ellos.
  • Conoces la teoría sobre el amor romántico, los mitos y las relaciones sanas pero tu práctica en la relación te genera contradicciones.
  • Has terminado una relación y no acabas de desprenderte de ella.

Desmontando a Cupido no es para ti si:

  • Nunca has creído en un mito del amor romántico.
  • Estás satisfecha al 100% de tus relaciones amorosas
  • Tu relación avanza viento en popa a toda vela
  • Estás insatisfecha pero no tienes ni tiempo ni ganas de trabajar por tu relación
  • Esperas que te dé una lista de recetas que solo tendrás que aplicar sin el menor esfuerzo
  • Quieres resultados ya
Si te incluyes en la primera lista, prepárate para descubrir los secretos que tú misma te escondes. La forma perfecta de relacionarte está ahí, sepultada por toda una vida de mandatos culturales y sociales.
Si te incluyes en la segunda: enhorabuena y... suerte.

Desmontando a Cupido está dirigido a:

  • Mujeres que desean unas relaciones amorosas sanas, satisfactorias y plenas sin roles ni estereotipos de género preestablecidos. No es necesario mantener una relación amorosa en el momento de hacer el curso. 
  • Tengan o deseen relaciones de pareja, o no.
  • Monógamas, o no.
  • Heterosexuales, o no. 
En resumen, esta formación feminista es para mujeres  que desean conocer de qué creencias, expectativas y esperanzas están compuestas sus relaciones. Primero conocer, después mejorar. Por último, poder caminar en la plenitud de una relación creada en libertad y compromiso personal y no desde la expectativa social.

En Desmontando a Cupido aprendemos:

  • A detectar creencias, estereotipos y roles de género asociados al concepto personal de amor.
  • A detectar prácticas tóxicas y machistas que afectan a la relación amorosa.
  • A trabajar de forma individual y relacional esos estereotipos.
  • A generar un "código de relación" con la persona/s a las que amas
  • A mejorar la comunicación, el conocimiento personal y las pautas de comunicación
  • A introducir en la relación espacios de autocrítica y autocuidado no dependientes y empáticos

Requisitos:


  • Comprometerte contigo misma/o durante el tiempo que dura el curso.
  • Tener un mínimo de una hora diaria, mínimo de 3 días a la semana, para hacer los ejercicios y reflexionar sobre la propia experiencia amorosa.
  • Responder de forma honesta a todas las preguntas personales que se hacen en el curso (no tendrás que responderlas ante nadie, solo son para ti).
  • Hacer todos los ejercicios del curso.
Como novedad, desde la pasada edición, por un precio simbólico tienes disponible el material de facilitación si eres formadora feminista y quieres impartir "Desmontando a Cupido" en un colectivo presencial.

Si te interesa saber más de Desmontando a Cupido, escribe a informacion@evefem.com 


María S. Martín Barranco
@generoenaccion
evefem.com

Comentarios