Mujer tenías que ser

Las mujeres no existimos

Las mujeres no existimos. Es lo que deben de pensar las y los adolescentes cuando terminan la etapa de Educación Secundaria Obligatoria a juzgar por la ausencia de contenidos relacionados con la otra mitad de la población. Es más, se da la circunstancia paradójica de que son mujeres las que integran la mayoría del profesorado quienes, sin embargo, han de transmitir contenidos que no las tienen a ellas como protagonistas. ¿Cómo enseñar, por tanto, a los chicos, a los machitos de la clase, respeto a sus compañeras? ¿Cómo evitar comentarios y comportamientos machistas en clase? Los materiales didácticos no ayudan porque las mujeres no aparecemos y si lo hacemos, es de forma anecdótica, es para representarnos en posturas de subordinación.


En el caso de esta ilustración, consideré que debía enmendar el ejercicio invirtiendo las acotaciones: esto es, a Pedro le asigné “Llorando” y a María, “Dándole un abrazo”.
Las chicas no encuentran modelos de referencia con los que identificarse, tan solo aquellos que reproducen la televisión y las novelas románticas que inundan los medios de comunicación. Por otro lado, tampoco saben cómo defenderse de los ataques machistas de sus compañeros que no tienen ningún reparo en proferir los típicos insultos (“las mujeres son todas tontas”, “las tías sois unas putas”), además de las ridiculizaciones y burlas cuando alguna chica manifiesta algún malestar físico por la menstruación. El machismo mata, y se empieza por aquí, por la manifestación de esta supremacía masculina por encima de todo y a costa de las mujeres, aprendida, sin lugar a dudas, en su propia casa, donde también tienen acceso ilimitado a televisión e Internet.
En este sentido, el ámbito educativo no ayuda a la educación en igualdad y a la ruptura de estereotipos. La investigación “Análisis del sexismoen los libros de texto de Educación Secundaria” (Secretaría Sectorial de la Mujer y de la Juventud del Ayuntamiento de Murcia, 2003, pág. 12 y ss.) revela que, a pesar del Real Decreto 388/1992 de 15 de abril, que “hace referencia expresa a la incorporación del principio de igualdad de oportunidades”, en los libros de texto “se sigue olvidando sistemáticamente la existencia de las mujeres en la distintas actividades y sus aportaciones al progreso de la Humanidad” (Fundación Mujeres <www.fundacionmujeres.es>). Los datos que arroja este estudio son aterradores en cuanto que demuestran que nuestras chicas crecen sin modelos de referencia, tan solo los que reciben de la televisión y las series, enfocados en corregir y enmendar su cuerpo y su apariencia física.
http://www.fundacionmujeres.es/maletincoeducacion/pdf/CUAD2horiz.pdf
Este estudio es de 2003, pero puedo ofrecer datos de ahora mismo, con un simple ejercicio que cualquiera puede hacer y que lleva muy poco tiempo. Basta con coger cualquier libro de texto, de cualquier editorial, de cualquier materia, y podremos observar con horror que se ignora a la mitad de la población, esto es, las mujeres. En mi caso, tan solo he tenido que apuntar algunos datos y adjuntar algunas fotos harta de trabajar con un libro de texto de Lengua castellana y Literatura en el que no aparece ninguna mujer, de los cursos de 1º y 3º de E.S.O. (Educación Secundaria Obligatoria, en España), de la editorial Oxford, casa que, por otro parte, se ha convertido en la más empleada y recomendada en los centros públicos, ignoro la razón. Este rechazo a incorporar mujeres en las páginas de los libros puede deberse a que en el equipo directivo de la editorial tan solo hay una mujer frente a tres hombres. Por otro lado, cabe detenerse en las palabras que alientan la labor de esta empresa: 

Nos consideramos parte integrante de esa amplia comunidad educativa que pretende lograr la formación integral de los alumnos. Fiel a los principios de calidad y rigor que la caracterizan, nuestro compromiso con el mundo educativo (alumnos, profesores, centros de enseñanza y padres)”.

Considero que en la formación integral del alumnado entra también dar cuenta de la mayoría de la población, las mujeres que, en Europa, somos el 52%.
Dos aspectos habría que resaltar en libros de texto respecto a su sexismo: en primer lugar, la selección de contenidos casi exclusivamente protagonizados por hombres; en segundo lugar, la ausencia de lenguaje inclusivo.
Han de saltar las alarmas de cualquier integrante del profesorado, hombre o mujer, cuando se abre un libro y nos encontramos un ejercicio de este tipo:
Lengua castellana y Literatura, 1º ESO, Oxford, serie Cota, p. 31.
La forma de adaptar este sinsentido es completar el ejercicio invitando al alumnado a buscar otras ocho escritoras de cualquier siglo y nacionalidad, para completar la visión panorámica de la Literatura.
La necesidad de denunciar esta ausencia de mujeres se hace evidente cuando se observa que, en las cincuenta primeras páginas aparecen tan solo seis textos de escritoras frente a veintinueve fragmentos de escritores. Por otro lado, sí aparece una mujer en el libro de la editorial Bruño (1º de ESO, igualmente) cuando, para hablar de los elementos de la comunicación y llamar la atención sobre los diferentes significados de una palabra, se pone como ejemplo la palabra “fresca” uno de cuyos significados, como no, tiene que ver con su uso peyorativo hacia las mujeres.

Por seguir con ejemplos de materiales que uso todos los días, el cuadernillo Aprende y practica, para 2º de ESO, de la editorial Edelvives (2004) se compone de 46 páginas divididas en cuatro lecciones en las frente a veinte textos de autores tan aparece uno de una mujer. La merecedora de tan grande privilegio es Judith Kerr, Cuando Hitler robó el conejo rosa, libro del cual tan solo se transcriben cuatro líneas.
El otro texto con el que trabajo, de la citada editorial Oxford, pero de 3º de ESO, mantiene estas graves omisiones en un nivel educativo (2º ciclo de ESO) en el que la competencia comunicativa se hace más importante y trata de practicarse de manera más sistemática. No obstante, los manuales elegidos no parecen ajustarse a la realidad ya que solo encontramos ejemplos en los que se ensalzan logros profesionales o deportivos protagonizados por hombres, con una ausencia de mujeres casi alarmante. Así, tan solo en las cincuenta primeras páginas nos encontramos un texto sobre Pau Gasol (“Iré por el oro olímpico en Londres 2012”), sobre el científico Jan Tauber (“Europa está viajando en el tiempo para conocer el origen del Universo”), el cantautor Amancio Prada; sobre un científico australiano que ha conseguido realizar un implante coclear (“Spiderman ya es capaz de escuchar a toda su familia”); sobre Giovanni Maria Farina, inventor de la colonia (“Agua de Colonia 300 años de historia”); acerca del trabajo de pinchadiscos (“Dani García: Un genio loco por la alta cocina”); hasta que, por fin, en la página 53 encontramos una breve reseña de J.K. Rowling, la creadora de otro modelo masculino, Harry Potter.
Por otro lado, esta ausencia de mujeres profesionales en los ejemplos se traspasa también a los ejercicios en los que se practica el análisis sintáctico, donde se siguen reproduciendo ejemplos de actividades profesionales masculinas. Veamos algunos ejemplos de frases para analizar sintácticamente:
- Pablo realiza entrevistas
- El director científico de la misión Planck visitó España.
- El científico Jan Tauber informó del hallazgo.
- Señores periodistas, el científico va a ofrecer una rueda de prensa.
- Luis, reserva una mesa para dos personas.
- Juan, el librero, vende unos preciosos libros.
- Le atendió el doctor Sánchez, su médico particular.
- El poeta Vicente Aleixandre obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1977.

Ah, sí, aparecen dos mujeres en estos ejemplos:
- Niña, ven aquí
- Tráeme los libros de esa estantería, Patricia.

Insisto en que no son ejemplos rebuscados sino que los he encontrado en mi trabajo diario como profesora de Secundaria y tan solo me he limitado a registrarlos y darles forma en este artículo. Cualquiera puede hacer este experimento y preguntarse si existe alguna editorial que intente mantener una paridad 50/50 o, al menos, la socialmente aceptada 30/70.
Por otro lado, el uso del lenguaje inclusivo también parece estar muy lejos de los requisitos con los que han de elaborarse los materiales educativos, a pesar de que la mayor parte de la legislación administrativa promueve el uso de este tipo de lenguaje para los escritos oficiales. Dado que uno de los objetivos primordiales para la etapa de Educación Secundaria Obligatoria es adquirir las denominadas competencias básicas, no estaría de más familiarizar a alumnas y alumnos con la expresión inclusiva que van a encontrar en los escritos administrativos. De hecho, algunas de estas competencias básicas son la competencia comunicativa y la competencia social y ciudadana, es decir, aprender a comunicarse adecuadamente en cada contexto cotidiano al que haya que enfrentarse.

Esta ocultación de las mujeres es otra una manera de ideologizar. El patriarcado pretende instaurar modelos androcentristas desde que el alumnado comienza su etapa de aprendizaje más consciente relegando a las chicas al ámbito privado. Esto influye en la actividad en clase: los chicos hablan en cualquier momento, se sienten legitimados para interrumpir la clase cuando quieren y creen que sus comentarios personales o chistes acerca de algún aspecto de la clase merecen ser escuchados por todo el mundo. Una chica comentará algo a su compañera o compañero de pupitre pero no lo dirá en voz alta para toda la clase. Al menos, no es el comportamiento generalizado. El machismo mata y hay que comenzar a erradicarlo desde la educación, enseñando a los chicos y a las chicas como algo normalizado que las mujeres somos la mayoría de la población, que opinamos y actuamos con total libertad y contribuimos al avance de la sociedad con nuestros trabajos y logros profesionales.


Pilar Jódar Peinado
Profesora de Educación Secundaria.
Filóloga, investigadora en teatro español, Licenciada en Filología Hispánica y DEA, por la Universidad de Salamanca.
Interesada por las situaciones de desigualdad que viven las mujeres de mi país, encontré en el Proyecto Desgenerad@s la formación y recursos necesarios para encauzar mis preocupaciones

Si te gusta el contenido de este post, puedes hacer una donación

Comentarios