La polémica de la maternidad (again).


La polémica de la maternidad (again)

Tras leerla desde hace años, sé que suelo estar en desacuerdo con Beatriz Gimeno muy a menudo. No siempre. Eso no hace que ella me disguste. Me parece brillante, clara, valiente. Me gusta su forma de enfocar los asuntos aunque no llegue a las mismas conclusiones que yo. Justo por eso nunca dejo de leerla, porque su punto de vista enriquece el mío. 

Esta semana ha planteado en la Revista Píkara, en el artículo "Construyendo un discurso antimaternal" , algo que con mis alumnas surge continuamente: la invisibilización del discurso de la no-maternidad. Para las feministas que deciden no ser madres o que no disfrutan de la maternidad no hay un sostén teórico firme que explique el porqué de sus inquietudes, de los ataques, de la incomprensión dentro y fuera del (los) feminismo(s).

Como ella dice, es un tema tabú. Y al ser un tema tabú surgen las respuestas más inesperadas. Una de ellas, aparece varias veces en mi TL de Twitter y a la de cinco o seis, me pica la curiosidad. Tiene como título "En respuesta al artículo de Beatriz Gimeno contra la maternidad" . Reconozco mi ignorancia, nunca he leído nada de María Llopis, su autora. Tengo como una única referencia ese artículo y el título y subtítulo de su blog: "María Llopis desnuda. Transfeminismo, postporno y maternidades subversivas". Espero un artículo rompedor, argumentos nuevos, "maternidad subversiva" es interesante. Y leo.

Desde el mismo título dice "En respuesta la artículo "contra" la maternidad" ¿el artículo de Beatriz -lean ambos por favor y fórmense una opinión, desconfíen de la mía- es contra la maternidad? Creo que en absoluto. Beatriz plantea la necesidad de hablar de la no maternidad como una opción válida, como una posible alternativa y como una hipótesis de estudio analítico y deconstrucción de la feminidad clásica poco aceptada y estudiada. No es un artículo contra la maternidad, sino contra el pensamiento único

Tantas formas de maternidad como mujeres

¿Que hay feministas que discriminan a otras feministas, por madres, altas, bajas, rubias, jóvenes o mil cosas más? toma, pues claro. A mí me han discriminado por burguesa unas feministas anarquistas. Es que cobro por mi trabajo y claro, eso es burgués. Y como es burgués me piden que haga lo mismo que me pide el patriarcado: que trabaje gratis. Uno me lo pide por ser mujer, las otras para ser una "buena" feminista. Y me parece que no nos enteramos de nada. Lo que haga una mujer feminista no lo hace "el feminismo", que no sea una feminista como tú (como ella, como yo, como otra cualquiera) no me hace menos feminista, ni más. Me hace diversa. Y si deseamos salir del espacio de las idénticas, pero no se nos permite la diversidad por nuestras pares entonces ¿qué demonios estamos haciendo? Nos pedimos el feministómetro como nos pedían la prueba de feminidad. Y ahora el "nuevo" feminismo que no lo es, el "verdadero" feminismo que a saber qué es y ese hablar de "las feministas" desde fuera. Como si hubiera carnés, examen de acceso y prueba del algodón.

¿Hay mujeres que disfrutan del parto, la maternidad, la lactancia, el puerperio? Enhorabuena ¿para visibilizarlas o reivindicarlas hay que usar un discurso patriarcal de negación del resto? "Qué pesadas las feministas", como si todas fueran/fuéramos iguales y el feminismo fuera uno. "Que no me digáis que yo soy menos feminista" ¿y quién lo ha dicho? ¿Por qué defendernos de inexistentes ataques? ¿por qué una experiencia de la maternidad ha de ser LA experiencia de la maternidad y no cabe un discurso alternativo? ¿Que nos roban el parto? concedido ¿Ser madre es parir? ¿Ser madre de una forma determinada es ser más madre? ¿No cabe la posibilidad de fantasear sobre la posibilidad de que haya parido de forma natural, con todas las facilidades y no haya disfrutado de mi experiencia? ¿de verdad no podemos ni siquiera plantearlo a nivel teórico sin caer en la desvalorización del discurso, en la negación, en la desautorización? ¿Hay algo más patriarcal?

Sororidad, feminismo, maternidad

Vuelta a nosotras y las otras, vuelta a defendernos de la diversidad de nuestras compañeras en lugar de hacernos una contra quien de verdad nos jode la vida: el discurso insoslayable del patriarcado y el terrible patriarca interior que nos hace comportarnos entre nosotras como las peores enemigas. Y no, no digo que por ser mujeres debamos vivir en el mundo de la paz y el amor con mariposas volando y florecillas entre los labios. Digo que la fraternidad masculina nos lleva milenios de ventaja. O construimos la sororidad y la hermandad femeninas o seguirán llevándonos con las cadenas del cuello, mientras miramos a la esclava de al lado con desconfianza. 

Esto no va sobre la maternidad, ni sobre los Feminismos sino sobre las feministas que los conformamos. Sobre nosotras y nuestra pésima gestión de las diferencias. Ya nos vale, compañeras.

María S. Martín Barranco

Comentarios

  1. El artículo de Beatriz me parece estupendo porque abre el foco sobre un tema que necesita luz, debate, visibilidad; vistos los comentarios, parece liberador para muchas. El artículo de María, un berrinche de alguien que tras leer el titular de Gimeno se ha puesto a escribir su post panfleto para limpiarse su experiencia personal y dar rienda suelta a su cóctel hormonal (de corazón le deseo que lo disfrute porque, dura bastante, pero se acaba. Igual le dura más si no se dedica al mamporreo). Sin embargo, la reflexión de Beatriz es estupenda, abre mucho el foco sobre la ficción de la maternidad y de la no maternidad, me atrevo a decir que también del feminismo. Se puede abrir un poco más el foco, por ejemplo, con el caso de las mujeres que somos madres, que no queremos volver a serlo o igual sí, a saber, pero que en cualquier caso y pese a amar a nuestros hijos y creer que son muy especiales, pensamos que el mundo no sería mejor ni peor de no haberlos tenido y que eso nos lleve a esa misma reflexión sobre nosotras mismas, padres, hermanos, amigos... Si eso es feminista, maternalista, o no maternalista me la trae bastante floja; es agradable encontrar escritos que te llevan a recordar experiencias íntimas de vida. El artículo de Beatriz me ha hecho recordar la de veces que he pensado en relación a mi maternidad y mi no maternidad que he sido, soy y seré siempre de las dos ficciones, la que más se me ajuste en cada momento, siendo consciente de que son eso, ficciones impuestas sobre la maternidad, la no maternidad, el feminismo y cualquier otra etiqueta, cuyo único objetivo, me parece, es el ejercicio del poder y que me creeré y disfrutaré según me convenga. Porque la ficción, para qué está si no, para disfrutarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Esto no va sobre la maternidad, ni sobre los Feminismos sino sobre las feministas que los conformamos. Sobre nosotras y nuestra pésima gestión de las diferencias. Ya nos vale, compañeras."
      Cito textualmente, igual que la compa galega, y añado: pues dirá ella lo que quiera, que pa eso es su blog no?
      Me ha encantado el post, suscribo totalmente!! Sororidad es prioridad, y punto.

      Eliminar
  2. Pois isso «Isto não vai sobre a maternidade, nem sobre os Feminismos mas sobre as feministas que os conformamos. Sobre nós e a nossa péssima gestão das diferenças. Já nos vale, companheiras.»

    ResponderEliminar
  3. Es un oasis leer este blog. Harta de conflictos y polémicas estériles. Hay muy poco entrenamiento y educación en leer opiniones que difieren de la propia y dilucidar si están bien argumentadas o no. Cuesta no hablar desde las tripas e ir a la yugular de quien trata un tema desde un punto de vista diverso. Thank you, Amparo.

    ResponderEliminar
  4. A mí el argumento de que se corre de placer cada vez que da el pecho no me convence mucho a un nivel que no sea su experiencia puramente individual e intransferible. Vamos, que me importa una mierda. Y hago verdaderos esfuerzos por no plantear juicios tipo qué será del niño cuando deje de correrse la madre, el hijo como fuente de placer, ni nada. Es que es todo tan personal que no me sirve. Será porque yo iba de mastitis en mastitis. Yo qué sé. A mí qué me cuenta esta. Esta hermanita feminista postpornoflipe.

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con lo de "el terrible patriarca interior". Todas mis amigas con hijos (hombres del futuro) son terribles, coinciden en prevenir a los infantes contra las mujeres porque somos "malas". Y no lo entiendo, porque ellas son mujeres y serán como las demás ¿no?.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Este blog no publica ningún comentario que contenga enlaces. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión.