miércoles, 27 de junio de 2012

Pariendo mujeres invisibles III. Martha Sánchez Néstor (México)

          Continúa con éste, que hace el tercero, la serie de artículos dedicados a conocer a las mujeres que han sido elegidas por ONU Mujeres para su Grupo Asesor en América Latina y el Caribe tras la reunión del Comité de Selección, los días 16 y 17 de mayo de 2012 en la ciudad de Panamá. 




El total del grupo está constituido por: Marcela Lagarde, Martha Sánchez Néstor y Regina Tamés, mexicanas. Beatriz Clemencia Ramírez David (Colombia)¸ Donna Parchment-Brown (Jamaica); Dorotea Wilson (Nicaragua); Gracia Violeta Ross (Bolivia); Mabel Bianco (Argentina); Magaly Pineda (República Dominicana); María del Carmen Feijóo (Argentina); Mildred Crawford (Jamaica); Rocío Rosero (Ecuador); Silvia Juliá (Argentina); Teresa Valdés (Chile); Virginia Vargas (Perú). 

Las funciones del Grupo, además de brindar asesoría a ONU Mujeres en sus prioridades temáticas y políticas, es la de proporcionar información y orientación sobre la evolución y tendencias políticas, económicas, sociales y culturales para la programación de ONU Mujeres.

Igualmente, este Grupo será importante en la orientación y aportes a las estrategias regionales para la promoción de la igualdad de género de las mujeres, además de apoyar a ONU Mujeres en el fortalecimiento de su relación y diálogo con la sociedad civil en todos los niveles, entre otras funciones.



Martha Sánchez Néstor (Guerrero, 1974) la mexicana que hoy nos ocupa, es una líder indígena amuzga de Xochistlahuaca  que ha luchado incansablemente por los derechos de las mujeres indígenas. Dirigió la Asamblea Nacional Indígena Plural por la Autonomía (ANIPA) y desde hace tres forma parte de la Coordinación Guerrerense de Mujeres Indígenas. 

En 1998 fundó la Comisión de la Mujer en el Consejo Guerrerense, y en 2001 impulsó la aprobación de la Ley de Derechos y Cultura Indígena a rango constitucional. Es fundadora, además, del Consejo de la Nación Amuzga y de la Cooperativa de Tejedoras “Flores de la Tierra Amuzga”. 

Coordinadora de la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, con una participación de 60 organizaciones de 7 países (México, Nicaragua, Guatemala, Costa Rica, Honduras, El Salvador y Panamá)

Coordinadora de Proyectos de Mujeres Indígenas del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvouir,  AC. Desarrollando trabajos en salud sexual y reproductiva con énfasis en la prevención de Muerte Materna con las instancias municipales de la Mujer de 40 Municipios principalmente en regiones indígenas, así como fortaleciendo nuevos liderazgos de mujeres jóvenes indígenas, en 5 Estados de la Republica Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Campeche y Yucatán. 

Fundadora del Grupo Plural por la Equidad de Género y el Adelanto de las Mujeres en Guerrero que impulsó la agenda ciudadana con perspectiva de género 

En 2005 recibió el mérito civil “Antonia Nava de Catalán” y coordinó el libro La doble mirada. Voces e historia de mujeres indígenas latinoamericanas (Instituto Simone de Beauvoir) donde se reúnen textos de sus colegas de todo el continente para tratar el paternalismo de los gobiernos latinoamericanos hacia el indigenismo, un paternalismo que las muejres sufren doblemente. Una discriminación que en las mujeres indígenas se multiplica por indígenas y por mujeres.

En 2006 fue galardonada con el premio civil indigenista Cuauhtémoc. A nivel internacional, la organización Women Deliver la reconoció como una de las 100 Mujeres Líderes de Mundo más comprometidas con la salud de mujeres y niñas.

 




martes, 12 de junio de 2012

Toni, majete, si no sabes torear pa' qué te metes


Toni Canto interior.jpg
     En los años cuarenta del pasado siglo, la afición a los toros en España se dividían entre partidarios (y partidarias, que eran legión) de Manuel Rodríguez, Manolete, y del mexicano Carlos Arruza. La hinchada de Arruza sacó un pasodoble que decía «Manolete, si no sabes torear pa' qué te metes. Manolete, Manolete, que no mata ni una pulga en un retrete»
     
       Era una forma de ridiculizar al rival de su ídolo, que ha dejado esa frase como expresión afín al refrán de “Zapatero a tus zapatos”.  Los dos toreros eran grandes amigos y la rivalidad quedaba para los aficionados. Algo parecido sucede con dos palabras, Equidad e Igualdad, que se utilizan en España como “intercambiables” cuando las encontramos, puesto que en España el término generalizado es Igualdad. En México y otros países de Latinoamérica lo es Equidad.
       Son igualdad y equidad conceptos amigos. La rivalidad llega de la mano de quienes las cargan de contenidos improcedentes, de quienes las usan sin saber, de quienes oyen campanas y no saben por dónde, de quienes cantan de oídas sin saber la letra. Me refiero a las intervenciones del ínclito Toni Cantó ante la Comisión de Igualdad[1] en nombre de un partido, UPyD que presentaba (cuando escribo, 12 de junio de 2012) la quinta  “Interpelación urgente sobre los propósitos del Gobierno en relación al establecimiento a nivel nacional de la custodia compartida como modelo preferente en los procedimientos de separación o divorcio. ( 172/ 000022 )” . Nada menos que cinco.
     Este “señor”, por atribuirle algún tratamiento del que no se deriven responsabilidades penales, es destinatario perfecto de la cancioncilla cada vez que habla para hacer declaraciones como las que reproduciré más adelante recogidas en prensa y jaleadas en los foros y blogs neomachistas (que no promocionaré desde aquí porque bastante hago con leer sus comentarios insultantes) en los que se ha convertido en el ídolo de masas que no fue cuando se dedicaba a lo que se supone que sabe hacer, ser actor:
ü    El portavoz de UPyD en la Comisión de Igualdad comparte el informe de Ignacio del Bosque con críticas abiertas y velado desprecio al lenguaje inclusivo y las guías que lo promueven porque considera que es una “muestra más” de lo que sucede cuando los políticos se meten “donde no deben.
ü      Señala, además, que lo “realmente triste” de todo es que este informe de la RAE protagonizaría uno de los “muchos abusos” que se han incurrido durante la pasada legislatura socialista donde, por ejemplo, se vio reflejada “la asimetría penal del hombre y la mujer”, pero no se hizo nada para que se disminuyera el número de mujeres fallecidas por violencia machista.
ü   Agrega: “Hablar de igualdad es hablar de otras cosas. Esto parece que son parches de los políticos que fueron imprimiendo este tipo de folletines.
ü      Cree que en igualdad hay que hablar de corresponsabilidad, de permiso de paternidad, por ejemplo.
ü      Para estudiar el lenguaje y hablar de este tipo de cosas está la RAE y no nosotros”, ha sentenciado.

     Entonces, me pregunto yo: ¿Qué demonios hace este señor hablando de Igualdad como si supiera lo que es?
     « Manolete, si no sabes torear pa' qué te metes» 

   Hablamos de Igualdad, empecé mencionando la Equidad y quizás definiéndolas podría este hombre enterarse al fin de por qué tratar distinto a l@s diferentes da como resultado la igualdad y no la desigualdad. Y todo ello, que una mira por él aunque sea feminista —cosas más raras se han visto—, sin que tenga que leer historia de los movimientos feministas, pro derechos humanos o antiapartheid, la jurisprudencia nacional o internacional o de la OIT, por ejemplo, para que aproveche el tiempo y prepare las próximas intervenciones ante la Comisión o el Pleno del Congreso y no siga haciendo el ridículo.
   Allá vamos: En teoría, Equidad e Igualdad son dos principios estrechamente relacionados, pero distintos. La Equidad introduce un principio ético o de justicia en la Igualdad. En definitiva, la equidad nos obliga a plantearnos los objetivos que debemos conseguir para avanzar hacia una sociedad más justa. Una sociedad que aplique la igualdad de manera absoluta será una sociedad injusta, ya que no tiene en cuenta las diferencias existentes entre personas y grupos. Y, al mismo tiempo, una sociedad donde las personas no se reconocen como iguales, tampoco podrá ser justa. En palabras de la extraordinaria Amelia Valcárcel «la igualdad es ética y la equidad es política[2]».
       El diferente empleo, o la perversión de la terminología no debe llevar a confusión en la interpretación de los datos. En España, el concepto de Igualdad tiene legalmente dos vertientes protegidas por igual: la igualdad formal (o ante la ley) y la igualdad real (que contempla, entre otras acciones, tratar de forma desigual a quienes son desiguales). Si el señor Cantó y, por extensión, su partido no lo saben, que lean los artículos 9.2[3] y 14[4] de la Constitución Española.
     Ha habido multitud de avances, hay leyes que protegen nuestros derechos, nuestras vidas, hay propuestas innovadoras de la sociedad civil y los movimientos feministas para avanzar, aun en tiempos de crisis, en el proceso de la Igualdad real y efectiva como puede ser PPiina Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción. Pero, en definitiva, la discriminación histórica de las mujeres aún no se ha erradicado en una sociedad que sigue sin ofrecer iguales oportunidades a todos sus ciudadanos y ciudadanas. Pueden conocer uno a uno todos los datos de esas desigualdades en el  Observatorio de igualdad de oportunidades entremujeres y hombres.
       Esos avances, sin embargo, han producido como reacción un rearme del patriarcado que ahora esconde los argumentos de siempre tras unas nuevas palabras tomadas a veces de la terminología feminista y que llevan a la confusión a una buena parte de la sociedad. Consuelo Abril, una de las  más prestigiosas defensoras legales de las mujeres en España, lo resumía así hace unas semanas en un Taller organizado por el Forum de Política Feminista (una asociación con más de 25 años de solera) en mi ciudad, Granada, sobre “Violencias económicas: el rearme del patriarcado”:
ü     La judicatura no estaba preparada para la aplicación de leyes tan avanzadas, y desde juzgados y tribunales se usaban argucias legales para demorar sus sentencias (con divorcios, abortos, matrimonios homosexuales, órdenes de alejamiento de agresores…).
ü     Se comenzaron a escuchar voces con inmediato y gran eco mediático propagando falacias como que las denuncias de agresiones eran falsas en su mayoría (cuando la cifra no llega al 1%) o que los hombres ya no gozan del derecho constitucional de presunción de inocencia.
ü     Se intenta legalizar insistentemente (con el apoyo de algunos partidos políticos) el Síndrome de Alienación Parental (SAP), una supuesta “enfermedad” provocada por las madres que atentan psicológicamente contra sus hijas e hijos para alejarles de su padre, desacreditada científicamente por prácticamente todos los Colegios de Psicología del mundo, y que a veces pone a las criaturas en situaciones tan difíciles como pasar fines de semana con el padre condenado por malos tratos a su madre o a otras mujeres.
ü   Se promueve la custodia compartida obligatoria sin contemplar la previa corresponsabilidad y situación de la pareja bajo el techo familiar, lo que llevaría a graves desequilibrios a los hijos e hijas.
      Por tanto, señor Cantó, usted, su partido, los incondicionales jaleadores neomachistas (qué penoso “nicho de mercado” electoral el suyo) y sus interpelaciones urgente (5 propuestas, 5) no son buenas o malas porque lo diga yo. Son pésimas porque parten de la ignorancia. O de la mala intención. Usted elige.
     Y de fondo la cancioncilla no se me quita de la cabeza «Manolete, si no sabes torear pa' qué te metes»

P.S Si no deseas una custodia compartida impuesta o quieres saber más, puedes pinchar aquí. Gracias.



[1] No se pierdan los comentarios por escrito al video para hacerse una idea de qué tipo de personajes secundan sus propuestas neomachistas.
[2] rev.latinoam.estud.fam. Vol. 2, enero - diciembre, 2010. pp. 98 - 116
[3] Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.
[4] Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

viernes, 8 de junio de 2012

Pariendo mujeres invisibles II. Teresa Valdés (Chile)




Teresa Valdés Echenique es otra de las muchas mujeres que lideran el camino enorme y el andar decidido que otras seguimos paso a paso. Otra de las mujeres invisibles que Especialista en Igualdad quiere traer a la luz.

El currículum de la recién nombrada integrante del Grupo Asesor en América Latina y el Caribe para ONU Mujeres tras la reunión del Comité de Selección, los días 16 y 17 de mayo de 2012 en la ciudad de Panamá que hoy traemos aquí  es, como pueden comprobar más que extenso. Pasaremos a repasarlo para conocerla un poco mejor.







Teresa Valdés, es Socióloga de la Universidad Católica de Chile y doctoranda en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires, Argentina.  Entre los años 1981 y 2006 fue investigadora de FLACSO-Chile, donde creó el Area de Estudios de Género, condujo numerosas investigaciones y desarrolló docencia. Coordinó el proyecto regional “Mujeres Latinoamericanas en Cifras” en 19 países y el proyecto El Indice de Compromiso Cumplido-ICC, una estrategia para el control ciudadano de la equidad de género en 18.


Además es integrante desde 2006 del Consejo directivo de CEDEM Género y Equidad, una institución privada sin fines de lucro constituida por un equipo interdisciplinario que contribuye al fortalecimiento de la democracia, la superación de la exclusión social y la transformación de las relaciones de género, generando conocimientos, participando en el debate crítico y promoviendo una ciudadanía activa.

Ha publicado numerosos libros y artículos. Ha sido consultora de distintos organismos de Naciones Unidas en temas de Equidad de Género: CEPAL, UNFPA, UNIFEM, PNUD, BID, Banco Mundial. 

En 2003 recibió el Premio “Elena Caffarena” en la categoría de Mujer Investigadora de Ciencias y Educación (SERNAM e Intendencia Región Metropolitana).

Integró la Comisión de Evaluación y Recomendaciones sobre la Política de Educación en Sexualidad (Ministerio de Educación, 2004) y en la actualidad eintegrante del Grupo de Sociología del Fondo Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).

Activa en el movimiento de mujeres, ha participado en Conferencias regionales y mundiales en su representación. Fue integrante y relatora del Consejo Ciudadano (2000) y presidenta del Consejo del Fondo para el Fortalecimiento de la Sociedad Civil (Ministerio Secretaría General del Gobierno, 2003-2007).
Actualmente está a cargo de la Coordinación General del Observatorio de Género y Equidad. Pueden encontrarse algunas de sus reflexiones en su blog de La Tercera.

martes, 5 de junio de 2012

Pariendo mujeres invisibles I. Virginia Vargas (Perú)





Comienza con éste, el primero de una serie de artículos dedicados a conocer a las mujeres que han sido elegidas por ONU Mujeres para su Grupo Asesor en América Latina y el Caribe tras la reunión del Comité de Selección, los días 16 y 17 de mayo de 2012 en la ciudad de Panamá.
El total del grupo está constituido por: Marcela Lagarde, Martha Sánchez Néstor y Regina Tamés, mexicanas. Beatriz Clemencia Ramírez David (Colombia)¸ Donna Parchment-Brown (Jamaica); Dorotea Wilson (Nicaragua); Gracia Violeta Ross (Bolivia); Mabel Bianco (Argentina); Magaly Pineda (República Dominicana); María del Carmen Feijóo (Argentina); Mildred Crawford (Jamaica); Rocío Rosero (Ecuador); Silvia Juliá (Argentina); Teresa Valdés (Chile); Virginia Vargas (Perú). Nuestra enhorabuena a todas.
Las funciones del Grupo, además de brindar asesoría a ONU Mujeres en sus prioridades temáticas y políticas, es la de proporcionar información y orientación sobre la evolución y tendencias políticas, económicas, sociales y culturales para la programación de ONU Mujeres.
Igualmente, este Grupo será importante en la orientación y aportes a las estrategias regionales para la promoción de la igualdad de género de las mujeres; además, de apoyar a ONU Mujeres en el fortalecimiento de su relación y diálogo con la sociedad civil en todos los niveles, entre otras funciones.

Abre nuestra serie Virginia Vargas. 


Como nos recuerda Ciudad de Mujeres su nombre completo es Virginia Vargas Valente, pero es conocida entre sus amistades como Gina. Gina Valente, y uso el diminutivo con la esperanza de que la familiaridad me acerque algo más a su figura, es Socióloga, con especialidad en ciencias políticas y activa militante feminista, fundadora del Centro de la Mujer Peruana «FloraTristán».
Virginia (Gina) Vargas trabaja actualmente, según se nos informa desde AWID  en Flora Tristán, dentro del programa “Estudios y Debates Feministas” y forma parte del equipo de coordinación de Articulación Feminista Marcosur, una corriente política feminista en Latinoamérica.  Gina fue la Coordinadora para Latinoamérica y el Caribe del Foro de ONGs realizado en septiembre de 1995 a propósito de la Cuarta Conferencia Mundial de la ONU sobre las Mujeres en Beijing, China.  Durante los últimos treinta años ha escrito diversos artículos sobre democracia, ciudadanía, el estado y la globalización desde una perspectiva política feminista.  Gina tiene numerosas publicaciones incluyendo “El Triángulo del Empoderamiento:  El Camino a Beijing”, (1993,1996) o "Cómo cambiar el mundo sin perdernos"; su última publicación es “Feminismos en América Latina: Su aporte a la política y a la democracia”, veinte artículos reflexivos pero también de debate, crítica y acción en torno a la formación del movimiento feminista y las tensiones en sus diferentes expresiones y su relación con el proceso democrático en el Perú y en el continente latinoamericano.
Ha sido distinguida con el premio “Monseñor Proaño” (1993), otorgado por la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU) y por Unifem, con motivo de su XX Aniversario, por el trabajo realizado en la región de América Latina y el Caribe en pro de las mujeres (1995); con el Premio “Mujer Progresista 1995” de la Federación de Mujeres Progresistas de España (1996); y con el premio de la Municipalidad de Miraflores por el trabajo realizado en la región a favor de las mujeres, Perú (1997). Integrante del grupo seleccionado para “Mil Mujeres hacia el Premio Nóbel” (2005).
Es autora de los siguientes libros, además de los ya citados: El Campesinado en la historia, con Virginia Guzmán y Jaime Joseph (1980); El aporte de la rebeldía de las mujeres (1989); Cómo cambiar el mundo sin perdernos: el movimiento de mujeres en Perú y América Latina (1992); Globalización y Foro Social Mundial: retos de los feminismos en el nuevo milenio-Cuaderno de trabajo (2003); El movimiento feminista en el horizonte democrático peruano. Décadas 1980-1990 (2006). Reflexiones a partir de un proceso de debate (2006-2007). Programa Regional Ciudades sin violencia, ciudades seguras para tod@s (Unifem, 2007).
Esperamos que esta breve reseña sea el aliciente para leerla, conocerla y conocer, por extensión, la situación de las mujeres peruanas a las que lleva décadas poniendo voz.