Cómo informar en casos de violencias machistas


¿Cómo informar con #enfoquedegénero en casos de #violenciamachista?

Desde hace mucho tiempo, en España, los medios de comunicación han derivado a la desinformación, el morbo y el amarillismo en los casos de violencias machistas. Lo resumía de maravilla la fiscala Susan Gisbert hace unas semanas en un artículo imprescindible: ¿Derecho a la información o morbo por devoción?

Muy lejos ya de aquella toma de conciencia colectiva impulsada por los medios tras el asesinato machista de Ana Orantes hace algunas décadas, los medios ignoran de manera supina no ya el mandato legal, sino sus propios códigos deontológicos.

¿Cómo es el tratamiento de la violencia de género en la prensa española? La periodista Jess Murillo lo explicaba en la EVEFem: malo, muy malo. Pésimo diría yo, pero pueden juzgar por sí mism@s  con el vídeo del seminario al que me refiero.


Nada importa que se sepa cómo hacerlo bien, que se les avise una y otra vez en las redes sociales de cómo podrían jugar un importantísimo papel en la erradicación del terrorismo machista. No importa que se les advierta de que su forma sesgada de dar la información y su promoción de estereotipos sexistas promueve y avala el machismo, que es el sustrato del que se nutre la violencia de género en todas sus manifestaciones. Es indiferente que advirtamos hasta la saciedad que no son crímenes pasionales ni nos matan por amor.

Tampoco importa que una de las mayores expertas españolas en el tema Pilar López Díez creara un código para TVE y formara a sus profesionales en los primeros años de este siglo XXI, a nadie importa y vemos en medios públicos y privados tratamientos de la información pésima sin distinción de sus objetivos públicos o empresariales.

Supuesta experta de la televisión pública española.

Pero, si ni siquiera tienen la voluntad de contar de manera adecuada un asesinato ¿acaso podríamos creer que erradicar las discriminaciones que producen la violencia les importa lo más mínimo?No podemos extrañarnos de morir de cosas extrañas como lanzarnos solas por los balcones o ir a quemarnos a contenedores que no se queman. Da igual que ellos siempre sean presuntos aunque confiesen y nosotras no gocemos de la misma presunción (al menos, en titulares). 



¿Cómo aplicamos los puntos de la imagen 1? Esta otra imagen de @calaverina en Twitter nos dejaba muy claro cómo hacerlo y cuáles son los errores más frecuentes al informar de noticias sobre terrorismo machista.
En mi ordenador se acumulan miles de imágenes, pantallazos, cartas al director, etiquetas a medios. Solo una vez he recibido respuesta del medio tomando interés por mejorar. Era el Diario Norte, todo hay que decirlo.  Y como expliqué en ese artículo, hago a diario en las redes sociales y me empeño en contar a cualquiera que me de oportunidad, y perdonen que me cite, "El último machismo no es el que mata a la mujer, sino el que malinforma".

Urge que la sociedad tome conciencia del problema social que suponen las #violenciasmachistas, y urge que los medios asuman su inexcusable responsabilidad. Cualquier otra actitud será cómplice y ante cada nueva muerta, ante cada nueva violencia, deberemos recordárselo.

María S. Martín Barranco
@generoenaccion



Comentarios

  1. Muy buena entrada!

    La implicación de los medios en una correcta información sobre los terrorismos machistas puede ser un buen primer paso para acabar con esta lacra que nos afecta a todas las mujeres

    ResponderEliminar
  2. y el terrorismo femenista?

    ResponderEliminar
  3. Correcto por que no informan de los asesinatos féministas,en 2015 12 hombres y 18 niños?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Este blog no publica ningún comentario que contenga enlaces. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión.