¿Dónde están las feministas?




Si te consideras feminista, lo declaras abiertamente y haces activismo, sea o no en las redes sociales, estoy segura de que la pregunta que titula este post no te es desconocida.

Las excusas -que no argumentos- del machismo esté defendido por un hombre o una mujer, no son demasiado originales y se reducen a unas cuantas ideas superficiales poco o nada argumentadas, repetidas hasta la saciedad y que parten de una misma base: creer que los derechos que disfrutamos son arrebatados en alguna medida al varón. La batería no es tan amplia: 

Fase 1.
  • El feminismo es lo contrario del machismo
  • Estáis en contra de los hombres.
  • El feminismo no quiere igualdad sino revancha.
  • Las feministas nos preocupamos de tonterías y hay luchas más importantes.
  • El feminismo no debería llamarse Feminismo sino Igualismo (humanismo... o cualquier otro ismo que se les ocurra).


    Inmediatamente después, y tras aclarar una por millonésima vez que el Feminismo (los feminismos) es un movimiento social que lucha sin sangre ajena desde siglos por una sociedad justa y sin privilegios por razón de sexo, llega la Fase 2. Como nadie en su sano juicio puede decir en el siglo XXI que no está a favor de una sociedad sin discriminaciones llegan los intentos de demostrar que somos nosotras las discriminadoras:
    • Yo estoy a favor del "verdadero feminismo" pero no del radical.
    • Ahora somos los hombres los discriminados.
    • No se nos trata igual a los hombres.
    • A vosotras se os dan ahora privilegios (obsérvese que cuando ellos los disfrutan son derechos, cuando los disfrutamos nosotras, privilegios).
    Puede funcionar el aclarar que siempre ha habido acciones positivas y que solo les molestan cuando hay mujeres. Por ejemplo, no suele haber quejas por las medidas de reinserción laboral de mayores de 45 años, los descuentos en el bus a personas ancianas, o las ayudas a familias numerosas. Tampoco se ve mal que se trate diferente a quien es pobre y quien es rico (hay pocas ricas, ya saben, casi ninguna) en el pago de impuestos. En todos esos ejemplos se sobreentiende que la justicia pasa por tratar desigual a quienes son de partida desiguales. 



    El sistema hace que los hombres alcancen sus metas empujados por el propio sistema, es la inercia la que permite que solo sus logros aparezcan en los libros de Historia y de texto, que nadie se cuestione su acceso a la escuela o la Universidad en ningún lugar del mundo, que las religiones casi por unanimidad excluyan a las mujeres de posiciones de decisión en sus iglesias, sus cuotas del 99 o 100% en consejos de administración, que las leyes les privilegien desde tiempo inmemorial y se considere lo normal, lo natural y lo justo. Ellos han usado siempre escalera mecánica y no conocen otra. Si ahora, un día, se les aparta de ella para dejarnos paso (aunque sea brevemente y por tiempo determinado) son conscientes de hasta qué punto es incómoda una escalera normal.

    Ni qué decir tiene que a pesar de eso se empeñan en decirnos qué deberíamos hacer: las feministas deberíais dejaros de lenguajes y tonterías e ir a cosas importantes, las feministas deberían preocuparse por los hombres asesinados, las feministas deberían contar lo de las denuncias falsas, las feministas deberían callarse, #lasfeministasdeberían hablar... las feministas, las feministas, las feministas. Para gustarles tan poco nos tienen muy en cuenta ¿no creen?


    Imagen cedida desde Twitter por Misoprostol @Autar____keia

    Si no se quedan ahí, que a veces sí, pasamos, como en los videojuegos, a la Fase 3: Insultos  y/o amenazas sistemáticamente ignorados por las autoridades como en el caso de Anna Gensler.
    • Hembrista
    • Feminazi... 
    • Malnacida
    • Asesina...
    Pero hay otra estrategia. Más sutil y por ello más perniciosa. Cada vez encuentro a más mujeres y hombres que preguntan "¿Dónde están las feministas?" ante cualquier situación. Desde asociaciones de afectadas por endometriosis (no ataco a la asociación, solo cito un ejemplo real y dejo el enlace) a asociaciones católicas-apostólicas y romanas. Desde páginas de machirulos, o políticas en activo, a periodistas en las tertulias o la prensa

    ¿Dónde están las feministas cuando hablamos del alpiste de los periquitos? ¿Dónde están las feministas cuando matan a los hombres? ¿Dónde están las feministas cuando me torcí el meñique? Suelen ser personas que desprecian nuestras luchas pero nos quieren en las suyas. Y cuando no estamos (como si el Feminimo debiera ser un nuevo dios (o diosa) y estar en todas partes) nos lo reprochan agriamente y en público. Ya nos impone bastantes "deber ser" el patriarcado, queridas, para dejar que nos los impongan supuestas compañeras en nombre de una supuesta sororidad, o cualquier señor en nombre de algún tipo de "feminismo verdadero" -que él define, claro. No preguntan ¿dónde están las feministas en los gobiernos? ¿Dónde están las feministas en los consejos de administración? ¿Dónde están las feministas en el profesorado? Por supuesto nunca ¿dónde están los feministas?

    Pero "las feministas" no existimos como tales. No somos un grupo cohesionado de una sola voz. Cuando hablo, hablo por tanto como feminista pero no en nombre de todas ni del movimiento. El feminismo son los feminismos, tantos como feministas. Compartimos objetivos pero no estrategias, ni acciones. Quizás deberíamos hacerlo, pero esa es otra discusión. Así que si tanto les preocupa dónde estamos las feministas, no solemos ser silenciosas, estamos en las calles, trabajando por los derechos de todas las sociedades de todos los rincones del mundo. O en las redes aguantando insultos. Y también, a ratos, estamos explicando -otra vez-, que estamos donde nos da la gana porque generaciones de mujeres ya trabajaron para que nadie nos diga qué hacer, dónde hacerlo ni cómo.

    No nos ven cuando estamos, pero sí cuando no estamos. Quizás sea esa la estrategia: una huelga de feminismo. Entonces sí nos iban a echar de menos.

    María S. Martín Barranco
    @generoenaccion

    Comentarios

    1. Muy bueno. Pero ojalá la razón fuera un arma efectiva contra ese tipo de personas...

      ResponderEliminar
    2. la idea del feminismo es buena, la gente que compone el movimiento no.

      ResponderEliminar
    3. La idea de la emancipación de los negros es buena, los negros que componen esa emancipación no. (Así de loco suena el comentario del zafado anónimo de arriba).

      ResponderEliminar

    Publicar un comentario

    Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Este blog no publica ningún comentario que contenga enlaces. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión.