¿Por qué no se se suicidan antes?




Entre las personas de bien, al escuchar las noticias de un nuevo caso de terrorismo machista en el que una mujer ha resultado muerta y su asesino se ha suicidado o ha intentado hacerlo (como en cualesquiera de los casos capturados de una búsqueda en Google) la pregunta más habitual es esa ¿Y por qué no se ha suicidado antes? lo siguiente suele ser un insulto.

Lo dramático tras la muerte de cada una de esas mujeres por violencia de género, no es que la pregunta se repita o no, es que la respuesta es conocida pero los medios de comunicación están más entretenidos en preguntarle a la vecina del quinto que en colaborar a erradicar la "lacra social" (detesto lo que se ha convertido ya en frase hecha para referirse a la violencia contra las mujeres, en cuanto no quedan adjetivos vamos por el mal camino del estereotipo).

Hace años que Andrés Montero Gómez (Presidente de la Sociedad Española de PSicología) lo explicó muy acertadamente en un extraordinario artículo para "El Correo" que yo recupero a través de Mujeres en red.

No lo transcribiré completo pero sí dejaré algunas de sus aclaraciones más significativas:


"Si tuviera que establecer una hipótesis sobre por qué algunos agresores se suicidan tras asesinar a una mujer, me basaría en lo que sustenta la violencia machista: la dominación. Casi todos los agresores matan a la mujer después de que ella haya decidido abandonarles. Es la pérdida de control lo que precipita el asesinato, y también el suicidio posterior. En violencias sistemáticas, el agresor machista ha construido su universo vital prácticamente alrededor de la dominación traumática de una mujer. Cuando es prolongado, el sometimiento de otro ser humano acaba convirtiéndose en el centro de la vida del agresor, es el referente que le otorga significado primordial a su existencia. Cuando desaparece ese centro, la vida pierde sentido para el torturador"

Por eso, porque la respuesta es sabida pero no se hace saber, quiero lanzar un llamamiento a los medios para que empleen esos carísimos segundos de pantalla en crear una información seria que contribuya a la formación y la comprensión del problema de la violencia machista, del mismo modo que ayudaron o se encargaron casi en exclusiva de su visibilización tras el asesinato de Ana Orantes.

No hacen falta horas de análisis, porque es sencillo: 

"Si tuviéramos que plantearlo en general, el agresor de mujeres se suicida porque su vida ha dejado de tener sentido. El sentido de la vida de estos agresores era dominar a una mujer, hacerlo día a día. La ideología de dominación que origina y mantiene la violencia machista hacia la mujer también explica el suicidio de los agresores. Asesinan por machismo y se suicidan por él. No se sorprendan, Hitler también se suicidó ante la pérdida de su mundo de totalitarismo fanático, no porque pensara que estaba equivocado o temiera ningún juicio. El suicidio machista es una expresión más de la violencia hacia la mujer"

Sin los medios de comunicación el rechazo social y los avances legales de los que disfruta (por ahora) España no habrían sido posibles. Ahora queda por establecer como norma el tratamiento óptimo de la noticia: no mencionar el alcohol o las drogas, no dar importancia a la nacionalidad, ocultar la privacidad de la familia de la víctima, nombrar al asesino si ha confesado...

Por favor, tomen conciencia desde los medios de que sin su colaboración el terrorismo machista no llegará a ser erradicado. Tomemos conciencia de que sin nuestra repulsa, sin nuestra exigencia de una información escrupulosa, informada y certera cada mujer asesinada no será una víctima, solo será un número en una lista ya demasiado larga. Solo será "otra más". 



Comentarios

  1. Una más....y con lágrimas en los ojos pienso ¿porque no se suicidó él antes? Sí tb lo pienso y después....q ha pasado esta mujer para no ratificar la denuncia....presión social, vacíos, incomprensión, sentimiento de culpa, angustia, miedo, soledad....q ha fallado nuevamente....xq no había cerca una mano amiga o de apoyo institucional....q mal hay q hacerlo para q nada funcione....una vez más.

    ResponderEliminar
  2. Mi hijo sí se suicidó antes, hace dos semanas. Siempre apoyé y defendí a mi nuera, pero ella no se decidía a dejarle. No saben lo duro que es para mí aceptar que fue lo mejor para todos y a la vez estar destrozada por la muerte de un hijo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Debido a la insistencia de determinados machistas aburridos, nos hemos visto en la obligación de administrar la moderación de entradas. Este blog no publica ningún comentario que contenga enlaces. Lamentamos las molestias para el resto de participantes. Gracias por vuestra comprensión.